Psicología Infantil y Adolescente

Los problemas psicológicos infantiles más frecuentes pueden clasificarse en dos grandes categorías:

  • Problemas emocionales y de comportamiento. Aquí incluiríamos todas aquellas dificultades que están relacionadas con el estado de ánimo del niño, y los problemas de comportamiento más habituales:
    • Trastornos por angustia de separación
    • Fobias escolares
    • Evitación
    • Retraimiento
    • Aislamiento
    • Ansiedad en diversas formas de manifestación
    • Trastornos del ánimo como la depresión infantil
    • Enuresis y encopresis (incontinencia urinaria y anal respectivamente)
    • Trastornos adaptativos
    • Agresividad y rebeldía
    • Trastornos del vínculo afectivo
    • Etc.
  • Problemas escolares y relacionados con el aprendizaje. Aquí se incluirán todas aquellas alteraciones que los niños pueden sufrir durante su desarrollo y durante su proceso de escolarización. El más común:
    • Trastorno por déficit de atención, que se puede presentar, con o sin hiperactividad (TDAH)

En los adolescentes, los problemas más frecuentes que pueden presentar son:

  • Problemas emocionales y del comportamiento adolescente:
    • Trastornos del estado de ánimo (depresiones)
    • Trastornos de la conducta alimentaria: anorexia y bulimia, obesidad
    • Crisis de la adolescencia: aislamiento, agresividad, rebeldía y ansiedad conflictiva en relación a la identidad y la orientación sexual
    • Trastornos por sustancias como el alcohol y/o las drogas.
    • Manías y obsesiones
    • Timidez
    • Ansiedad y estrés

La primera visita se hará siempre con los padres del niño o del adolescente, donde los padres expondrán el motivo de consulta y darán la primera información al respecto. Frecuentemente, los padres deberán rellenar en casa o en la consulta, unos cuestionarios en referencia a diferentes aspectos de la evolución de su hijo. Estos cuestionarios formarán parte de la evaluación clínica del niño/adolescente.

En función de la edad del niño, éste también deberá responder algún cuestionario.

Con la información obtenida de los padres, del niño/adolescente y de los cuestionarios en cuestión, se llegará a un diagnóstico para poder orientar la terapia.

Psicologia infantil-adolescent

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. CERRAR