Terapia Brainspotting

Brainspotting (BSP) es un abordaje que facilita el procesamiento de las experiencias traumáticas que han quedado fijadas y enquistadas en nuestro sistema neurobiológico, a través de la localización de la red neuronal que registra el recuerdo doloroso o el recurso positivo, empleando la posición ocular relevante que correlaciona con el área cerebral activada. Es un abordaje que accede a la experiencia somática profunda, no integrada, y que trabaja con el cerebro profundo e inconsciente.

BSP trata directamente los lugares en el cuerpo y el cerebro donde están congelados los traumas emocionales, o donde están almacenados los recursos positivos de la persona. BSP utiliza la posición ocular para localizar dónde está manteniendo el problema el cerebro. Manteniendo la posición ocular en el punto, con la mirada del cliente en el puntero (brainspot), el cerebro es capaz de procesar y aliviar los efectos del trauma en el presente. La forma más simple de definir lo que es Brainspotting (BSP) es: “¿Dónde miras afecta a lo que sientes”.

BrainspottingSi observamos la conducta humana podemos darnos cuenta de que las personas, cuando están refiriendose una experiencia personal, tienden a mirar a diferentes posiciones. Si aún observamos de una manera más aguda, podremos ver cómo, en función del asunto de la experiencia, la persona tiende a mirar más frecuentemente a un punto en el campo visual que a otros; incluso a veces de una manera exclusiva y significativa. Asumiendo que nada de lo que pasa en nuestro sistema neurobiológico es aleatorio, David Grand descubrió el potencial de la posición ocular, como el acceso al área de activación cerebral asociado a la experiencia somática despertada cuando la persona relata un asunto perturbador. David Grand, psicoanalista durante más de 25 años y facilitador, supervisor y autor de EMDR (Eye Movement Desensitization and Reprocessing) descubrió el fenómeno de la “Posición ocular relevante” en el año 2003, cuando trabajaba con una patinadora profesional, para ayudarle a procesar los traumas vitales que limitaban la ejecución de un salto triple en sus competiciones de patinaje artístico. En un momento de la intervención observó cómo, al estar haciendo movimientos oculares lentos con EMDR, el ojo de la paciente empezaba a temblar muy ostensiblemente. Se sintió compelido a parar la técnica de los movimientos oculares, y mantener la posición de su mano que guiaba el ritmo de los movimientos oculares de la paciente. Manteniendo la posición ocular fija, la paciente comenzó a acceder ya procesar memorias “olvidadas” que estaban asociadas a la red neurológica vinculada al bloqueo de la realización del triple salto. Incluso se volvieron a procesar, de una manera más profunda, memorias que ya habían sido procesadas, trayendo nuevos aspectos y capas de la experiencia. A partir de entonces, David Grand y otros colegas, comenzaron a investigar la relación entre la posición ocular fija y el acceso a la experiencia grabada en nuestra red neurológica y la vivencia somática (en nuestro cuerpo). Podemos afirmar que el Brainspotting, es un modelo de abordaje psiconeurológico para ayudar al reprocesamiento de la experiencia, y consecuentemente, la eliminación del dolor emocional en la persona.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. CERRAR