Lo que necesitas saber sobre las adicciones

31 March, 2015   /    Inici   /    no comments

Peter Gerlach, un veterano terapeuta ofrece una útil perspectiva sobre las causas por las que las personas se vuelven adictas (para reducir el “dolor interno” que provocan la vergüenza, la culpa, el miedo, el vacío, la tristeza, la confusión y la soledad), y claves para gestionar cualquiera de las cuatro formas de adicción. La adicción NO es una enfermedad o una “debilidad” del carácter.

(Subtítulos en español)

Si deseas una atención personalizada sobre el tema que acabas de leer haz clic en el siguiente enlace

Por qué no me puedo calmar?

12 March, 2015   /    Inici   /    no comments

La regulación emocional puede definirse como toda estrategia dirigida a mantener, aumentar o suprimir un estado afectivo en curso, es decir es la capacidad para manejar las emociones y así poderlas controlar.

La autorregulación emocional, por tanto, es la capacidad que tenemos las personas para manejar con acierto nuestras propias emociones. Una persona que no puede autorregularse, es una persona que no tiene control de sus emociones: no controla su tristeza, ni su alegría, ni su enfado,…

¿De qué depende que las persones puedan autorregular sus emociones? Pues de varias cosas. La primera y la más importante es de cómo sus padres le calmaban cuando era pequeño. Los bebés aprenden a calmarse a través de sus padres. El bebé irá interiorizando cómo calmarse a través de cómo sus padres lo calmaban cuando era niño, de manera que poco a poco y a medida que vaya madurando sabrá hacerlo él solo. Así que, si mis padres no eran habilidosos en esta tarea, o no pudieron serlo por algún motivo (situaciones difíciles que vivía la familia en ese momento, traumas de los padres, enfermedad mental de alguno de los padres, etc), es posible que este bebé cuando se convierta en adulto tanga problemas en su autorregulación (capacidad para calmar sus emociones).

La autorregulación emocional también depende de las experiencias en la vida que esta persona haya tenido. A más trauma desde la infancia, peor autorregulación. Es decir, que si una persona ha pasado por varias situaciones traumáticas desde su infancia, es más difícil que pueda haber un correcto manejo de las emociones cuando sea adulto.

La genética y la biología también juegan un papel en este aspecto. Cada persona es diferente, por eso, no todo el mundo responde emocionalmente de la misma manera ante una misma experiencia.

¿Qué consecuencias puede tener que una persona no se sepa autorregular? Pues que tendrá la sensación de no poder controlar sus emociones y esto puede llevar a situaciones de desesperación, malestar emocional intenso, impulsividad, y en algunos casos la necesidad de acudir a autorreguladores externos para conseguir calmarse, como por ejemplo las adicciones.

Las adicciones, sean del tipo que sean (drogas, alcohol, compras, parejas,…) lo que consiguen es calmarnos, pero sólo a corto plazo. A largo plazo provocan mucho malestar, porque nos convierten en esclavos, y sus consecuencias son nefastas para nuestra salud (física y mental).

Aquí tenéis un ejemplo de lo que pasa cuando nos salimos de nuestra ventana de tolerancia al estrés. Nuestra ventana de tolerancia al estrés (zona de activación óptima), contiene la cantidad de estrés que podemos tolerar sin desestabilizarnos. Cuando nos salimos de nuestra ventana, perdemos el control (hiperactivación o hipoactivación). Cada ventana de tolerancia es diferente para cada persona (y depende de los factores que he comentado antes). Lo que está claro es que cuanto más ancha sea mi ventana de tolerancia (mi zona de activación óptima), mejor, ya que eso significa que puedo tolerar más estrés sin desbordarme emocionalmente. La buena noticia es que esta ventana de tolerancia se puede hacer más ancha, trabajando los traumas vividos y aprendiendo recursos para gestionar el estrés:

Ventana de tolerancia al estrés

Ventana de tolerancia al estrés

Autora: Sonia Farelo Aguilar (psicóloga) 

https://elcosilesemocions.wordpress.com/qui-soc/

Si deseas una atención personalizada sobre el tema que acabas de leer haz clic en el siguiente enlace

La injustícia del dolor emocional

25 February, 2015   /    Inici   /    no comments

Quantes vegades, les persones que pateixen problemes d’ansietat i/o depressió (o qualsevol altre problema de salut mental) s’han sentit culpables per sentir-se així? Aquest sentiment és molt freqüent quan es pateix emocionalment perquè les persones no entenen perquè se senten així, i tenen tendència a pensar que la seva situació no és per tant: “hi ha persones que estan pitjor que jo”, “als altres no els hi passa això”, “per què no puc ser normal?”. Tot això són comentaris de persones que estan patint les conseqüències d’una depressió o de l’ansietat.

I és que, moltes vegades, el dolor emocional no es veu, no és com tenir una cama trencada que tothom veu que si la tens trencada (i enguixada) és perquè t’ha passat alguna cosa que t’ha fet molt mal i que encara tens mal. La gent s’aixeca del seient del bus, per deixar que una persona amb una cama trencada pugui seure, perquè entenen (veuen) que el seu estat és dolorós. Però ningú s’aixeca del bus per deixar seure a una persona que no pot amb la seva ànima perquè té una depressió. I simplement no ho fan perquè no es veu, el dolor emocional es porta per dins, és difícil de veure, i això provoca moltes vegades la sensació de soledat en aquestes persones que ho pateixen, de que ningú els entén i per tant no els poden ajudar, moltes vegades perquè ni ells/elles mateixos/es s’entenen.

El dolor emocional pot arribar a provocar tant desgast, que freqüentment acaba en problemes físics: migranyes, dolors diversos, fatiga, etc.

Autora: Sònia Farelo Aguilar (psicòloga) (https://elcosilesemocions.wordpress.com/qui-soc/)

Si desitges una atenció personalitzada sobre el tema que acabes de llegir prem el següent enllaç

Superar ferides emocionals

17 February, 2015   /    Inici   /    no comments

Algunes persones prefereixen no parlar de les seves ferides emocionals. Pensen que si no parlen, no sentiran mal. Però la veritat és que les ferides emocionals no funcionen així. A l’igual que una ferida física, si una ferida emocional no es toca i es deixa oberta, pot passar que s’infecti, que es faci més gran i acabi afectant a altres zones del meu cos (en el cas de les ferides emocionals seria a altres àmbits de la meva vida).

Per altra banda, si fem això de no voler tocar les nostres ferides, acaba passant que el dolor és tan gran, que necessitarem utilitzar algun tipus d’anestèsia per deixar de sentir aquest dolor; algun recurs que em distregui d’aquest mal tan insuportable que sento. Aquí és quan comencen a aparèixer les addiccions i altres conductes desadaptatives (joc, drogues, alcohol, compres, desordres alimentaris, etc ).

La funció de les addiccions, no deixa de ser la d’anestesiar el dolor emocional provocat per alguna situació viscuda a la vida i que no s’ha superat. La ferida que queda, i que s’intenta ignorar, es va fent cada vegada més gran i dolorosa, de manera que cada vegada la persona necessitarà augmentar la seva dosi d’anestèsia (addicció) per no sentir aquest mal.

Malauradament, l’anestèsia no cura, tan sols calma, adorm, però això no és el que necessitem per deixar de sentir aquest dolor emocional tan gran.

Està clar que per curar una ferida (física o emocional), necessitem tocar-la… i això implica un cert dolor. Però la teràpia psicològica farà que cada vegada aquest dolor vagi a menys, fins que aconseguim curar la ferida i cicatritzar-la.

La bona notícia és que les cicatrius no fan mal, només serveixen per recordar que allà vàrem patir molt, però que ara, en el nostre present, això ja no està passant.

Superar un trauma significa això: deixar de patir per un succés del meu passat, que ja no està present. No és necessari oblidar (de fet, no es pot), només cal deixar de patir.

Autora: Sònia Farelo Aguilar (psicòloga) (https://elcosilesemocions.wordpress.com/qui-soc/)

Si desitges una atenció personalitzada sobre el tema que acabes de llegir prem el següent enllaç

¿Eres escéptico sobre las “partes” de tu personalidad que dirigen tu vida?

17 January, 2015   /    Inici   /    no comments

Peter Gerlach, un veterano terapeuta de familias internas revisa la evidencia común de que todas las personas tienen una dinámica “familia interna” de “partes” de la personalidad que gobiernan sus pensamientos, sentimientos y acciones. En el siguiente vídeo explica, cómo nuestros pensamientos, comportamientos y emociones pueden cambiar en función de la “parte” de nuestra personalidad que se activa en una determinada situación:

Si deseas una atención personalizada sobre el tema que acabas de leer haz clic en el siguiente enlace

Página 9 de 29« Primera...7891011...20...Última »

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. CERRAR