¿Por qué estoy siempre a la defensiva?

27 noviembre, 2016   /    Sin categoría @es   /    no comments

proud young woman protecting herself with boxing gloves for female protection concept

Estar a la defensiva es un actitud muy común, y su función es la de protegernos. Es decir, cuando nos mostramos defensivos es porque percibimos un ataque inminente y nuestra mente nos hace actuar así para protegernos de ese ataque.

El problema es que frecuentemente hay personas que se muestran muy a la defensiva sin que aparentemente haya motivos…. Y eso es porque perciben peligros donde no los hay. Pero… ¿Por qué pasa esto?

En un momento de sus vidas posiblemente fueron personas que vivieron situaciones donde se sintieron muy inseguras y en peligro (generalmente en su infancia), y su mente aprendió a sobrevivir a estas situaciones a través de este mecanismo de defensa.

Imaginaros el siguiente ejemplo: un guerrero cuando va a la guerra, tiene que llevar su armadura para protegerse de los ataques de los enemigos en el terreno de combate. La armadura es su protección, y es necesaria para poder sobrevivir en la guerra. Pero ahora imaginaros que la guerra se acaba, y ese guerrero vuelve a casa para seguir con su vida cotidiana. Pero se le olvida de quitarse la armadura, porque una parte de su mente no se ha dado cuenta de que la guerra se ha acabado. ¿Qué pasaría entonces? Pues que ese guerrero, que ya no lo es, seguiría actuando como un guerrero que sigue en la guerra. Iría a cenar con los amigos con la armadura, estaría con su familia con la armadura, iría a trabajar con la armadura…etc. Constantemente tendría una actitud defensiva incluso con sus familiares más cercanos, porque constantemente se sentiría en peligro y atacado.

Esto acabaría provocándo muchos problemas al guerrero, sobre todo a nivel de relaciones interpersonales, y acabaría sintiéndose muy solo e incomprendido. Y lo peor de todo es que él no entendería porqué los demás se alejan, ya que no se da cuenta de que lleva la armadura puesta y que los demás no pueden llegar a él.

La terapia iría dirigida en hacer ver al guerrero que la guerra se ha acabado, y que ya no es necesario que esté a la defensiva. Así podrá despojarse de su armadura y sentirse libre para poder acercarse a los demás sin miedo.

Sonia Farelo (Psicóloga Sanitaria)

http://elcosilesemocions.com/qui-soc/

 

 

Sobre l'autor:

L'autor encara no ha introduit cap dada sobre el seu perfil.

Comenta:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. CERRAR