Fobias

6 diciembre, 2015   /    Sin categoría @es   /    no comments

fobia2Una fobia es un tipo de trastorno de ansiedad que se caracteriza por un miedo intenso, desproporcionado e irracional ante objetos o situaciones concretas, es decir, es un temor fuerte e incontrolable hacia algo que representa poco o ningún peligro real para la persona. No es sencillamente un miedo…una fobia es mucho más, puesto que los miedos son emociones adaptativas que permiten alertarnos de un peligro real para nosotros. Las fobias en cambio no son adaptativas, sino que son miedos distorsionados. Una persona puede sentirse extremadamente ansiosa o tener un ataque de pánico cuando es expuesta al objeto fóbico.

Las personas con fobias intentan evitar lo que les provoca miedo. Si eso no es posible, pueden sentir:

  • Pánico y miedo incontrolable
  • Taquicardia, cuando el corazón late muy rápido
  • Falta de aire
  • Temblores
  • Un fuerte deseo de huir

En general, las fobias comienzan en la niñez o en la adolescencia y continúan durante la edad adulta. Las causas de las fobias no se comprenden bien todavía pero sí se sabe que generalmente suelen estar asociadas a algún suceso traumático. El objeto fóbico se asoció al sufrimiento provocado por alguna situación vivida como traumática (porque ese objeto fóbico apareció por allí mientras se vivía esa situación traumática).

El tratamiento ayuda a la mayoría de las personas con fobias. Entre las opciones se encuentran medicamentos, psicoterapia o ambas. Pero lo más efectivo para superar una fobia es, sin duda, la psicoterapia.

Las fobias más comunes son, entre otras, el miedo a:

  • Sangre, inyecciones y otros procedimientos médicos
  • Ciertos animales (por ejemplo, perros o serpientes)
  • Espacios encerrados
  • Volar
  • Lugares altos
  • Insectos o arañas
  • Relámpagos

Estar expuesto al objeto de la fobia o incluso pensar en estar expuesto a dicho objeto provoca una reacción de ansiedad que va en aumento.

Este miedo o ansiedad es mucho más fuerte que la amenaza real. Es decir, el objeto fóbico no es peligroso para la persona, pero ella lo vive como si fuera un peligro real.

Se puede experimentar sudoración excesiva, tener problemas para controlar los músculos o las acciones, o frecuencia cardíaca rápida.

La tendencia de acción de las personas que padecen fobias es la evitación. Es la estrategia que utilizan para poder seguir con su rutina. Aun así, este tipo de evasión puede interferir con el trabajo y la vida social, llegando a provocar serios problemas en sus vidas.

Sobre l'autor:

L'autor encara no ha introduit cap dada sobre el seu perfil.

Has d'iniciarsessio per publicar un comentari.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. CERRAR